sábado, mayo 09, 2009

SIGLO XXI




SIGLO XXI


Los rascacielos han tapado las estrellas 
con cemento
y tengo que elevar mi cuello
igual que un avestruz
por eso has llegado tú hasta aquí
Señor del Universo
Te prepararon un trono 
para sus intereses, los listos,
y te marchaste lejos
sin pena ni gloria
saliste de tu lugar naciendo
en un humilde establo
para calentar mi esperanza.. 


22 comentarios:

* HADA ISOL dijo...

Es verdad que en las grandes ciudades las estrellas casi no se ven,pero en el campo,cuando no hay una sola luz artificial te enteras que hay un cielo plagados de estrellas,no dejas de mirar el firmamento ,el asombro es grande,yo siempre miro el cielo pero por casa tiene pocas estrellas cuando salgo de paseo todas las noches me paso largo rato contemplando lo que Dios nos ha dado!
Amigo tengo un blog de poemas te invito a él, es:

http://poemasmiosexpresionycreacion.blogspot.com/ un abrazo!

Alejandra dijo...

Nunca hay que dejar de tener esperanza y fe. =)
Vamos a ser simples y humildes, para que ÉL se pueda instalar en nuestro corazón.
Besito Poeta Bello.

Violeta dijo...

Ay, maldito progreso, maldito cemento...

Besos, Thoti.

LlunA dijo...

Demasiadas barreras físicas que no deben impedirnos ver más allá de esos muros, ese cemento...
Unbesote

Isabel dijo...

Estoy convencida que las cosas más valiosas no se pueden ver con los ojos,sino mirando hacia adentro,amigo mío.Un fuerte abrazo.:-)

sedemiuqse dijo...

Es bello.... todo se busca en el exterior, se construye en el exterior, se acumulan riquezas, etc.....
Besos y amor
je

(a pesar de los rascacielos, somos tan primitivos....)

Magah dijo...

Bien tothi... "calentar mi esperanza", acogedora frase.

Un gran saludo!

Amaia dijo...

Nos hemos quedado huérfanos de fe thoti,es el siglo que nos toca.

Un abrazo!

Saray dijo...

para ver las estrellas en una gran ciudad hay q cerrar los ojos y dejar volar a la imaginación....
en vez de estar entre cemento...imaginemos q estamos entre bellas estrellas.
Me gustó mucho el haber caido en tus redes...seguiré cayendo...

besos y abrazos

eli dijo...

hola!!!!!!!!!! me encantó!!!!!! nada de lo que haga el hombre podrá tapar ni opacar las maravillas que Dios pone ante nuestros ojos a cada segundo....solo que a veces somos nosotros los que no sabemos ver.....hay que estirar el cuello....pero se ven!!!!!!!!un abrazo!!!!!!!!!!

La ligaterna azul dijo...

hay que ir a vivir al lugar de la esperanza...
a las colinas...donde siempre se puede divisar un manto de estrellas que nos guian... y aupan nuestros sueños...tan alto, que ningún rascacielos puede ensombrecerlos...

ahí, donde tú vives...

abracicos

MiLaGroS dijo...

Para calentar mi esperanza.
¡ Que bello Thoti!. Hoy voy a rezar yo así:
Señor calienta mi esperanza.

manly dijo...

Sí, va cambiando todo, incluso el mismísimo cielo.

Gogo de Buin dijo...

Esperanza de seguir viendo las estrellas.
Esperanza de brillar como una estrella.
Esperanza en mi.

Maria Coca dijo...

Por eso hay que salir de las ciudades. Desde el campo y el mar las estrellas siempre se ven.

Besos hasta tus colinas estrelladas.

Starshine dijo...

¡Que nuestro Señor, La Estrella Brillante de la Mañana, te llene con Su esperanza para siglos y siglos!

MarianGardi dijo...

Los últimos versos son magnificos.
Un fuerte abrazo

Helena dijo...

Qué grato volver a tu casa y ver que sigue tan acogedora; las palabras, que forman el mobiliario, siempre en el lugar preciso... Me quedo un ratito más...

maria magdalena dijo...

Amigo encontrarás a Dios en cualquier lugar, solamente debes hablarlo y ahi estará , todo los adelantos nos restantiempo yespacio para verlo, pero él siempre está . un beso, muy hermoso lo que escribes como siempre.

Tesa dijo...

Para mí el "señor del universo" está en cada persona que veo, en la emoción que siento cuando descubro la luna estirando el cuello para encontrarla entre las rendijas de los altos edificios.

También al leer un poema, en un verso que me encandila y se queda bailando por mi cabeza, en una caricia que me hace ver las estrellas...

En tus colinas solitarias, donde conjuro mis rutinas y caliento los motores de mi esperanza.

Me gusta venir a verte.

Un abrazo, Tothi

Patricia dijo...

Es una selva de cemento que lo come todo...pero el Senhor del Universo permanece ahi recogiendo corazones preparados para unificarsele,
precioso poema como de costumbre mi querido amigo poeta!
besos,

Felipe Sérvulo dijo...

Te dejo un abrazo y te felicito por el poema.